La marca España está salvada según las palabras del ministro de exteriores ante la no imputación de la infanta Cristina, mientras la infanta Elena no sabe si es justo o no.
Al mismo tiempo, la ley del aborto que no tiene en cuenta algo superado como la malformación del feto y basada en datos falsos (dados por una diputada que le preocupa poco la verdad, Beatriz Escudero) parece que no está clara en los términos que se habían planteado por Gallardón, según la vicepresidenta del gobierno. Nos desayunamos que la LOMCE se retrasa un mes por algo que no tiene nada que ver con el mayoritario seguimiento de la huelga de ayer por todos los sectores de la educación (básica, media y superior). A su vez, el ministro pone en duda el sistema educativo público actual y a los que hacemos porque cada día sea mejor, pero su hermano como protagonista y parte se opone a la política retrograda de unos “expertos”escogidos a dedo por el Wert ministro que no han convencido ni al propio titular de la cartera ministerial. Wert profesor universitario versus Wert ministro.

La marca España, señores, está dañada por los vaivenes políticos, dañada por la corrupción de sus políticos, dañada por la eliminación de políticas sociales en la época que más falta hacen, dañada por las leyes que pretenden eliminar derechos, dañada por la falta de respeto al medio ambiente, dañada por la falta de cooperación con los que menos tienen, dañado por un largo y largo etcétera..

Me temo que el hecho de que la infanta sea “desimputada” no beneficia al poder judicial y, por tanto, perjudica la marca España (debo aclarar que tengo el máximo respeto a las decisiones judiciales, no se vayan a pensar otra cosa, pero si leemos el auto atentamente me temo que la infanta podría volver a ser imputada no en mucho tiempo). Señor Margallo, obviando el tema de la corona que no deja de avergonzarme, hay tantas cosas de sus políticas (las de su gobierno) que dañan la marca y que no dejan de darme vergüenza, a mi y a muchos más ciudadanos. Gobiernen de una vez y diganle a su presidente que deje de buscar al presidente del gobierno, es él. El lapsus en el congreso de los diputados del otro día, manifestó claramente lo perdido políticamente que está este gobierno. Gobernar sin rumbo o contra viento (contra el pueblo) es la peor decisión que hay.

Eso sí,  si su barco va contra la fuerza del viento, su gobierno va contra la fuerza del pueblo, si las decisiones tomadas hasta ahora como la política de las tijeras en políticas sociales, la destrucción de los pilares del estado del bienestar y estos vaivenes políticos son su forma de gobernar, miedo me da. Miedo por dos motivos: los ciudadanos estamos sufriendo y necesitamos más que nunca un estado, un gobierno que nos proteja y, por otro lado, engañaron a sus votantes de forma descarada (yo no les voté, aclaro). Ustedes nunca hablaron de subir impuestos, recortar en educación, en sanidad y otras barbaridades que oigo cada viernes de un presidente que se asoma por una televisión y nadie ve en persona.

Yo AVERGONZADO me hallo, pero no de ser Español, avergonzado de los políticos malos que me gobiernan. La marca España no es el problema, el problema son ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s