En pleno debate parlamentario del aborto, que se ha convertido en motivo de conversaciones y debates en muchos foros, aparece la noticia de que las células madre se pueden obtener sin destruir el embrión del que se extraen. Todos los que siempre han puesto impedimentos para investigar, los que criticaron a la ciencia porque de un recién nacido se extrajo las células madres necesarias para curar a su hermano mayor, se supone que ahora no tendrán motivo para criticar la investigación con células madre. Soy demasiado optimista, me temo.

El Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia ha obtenido por primera vez en Europa una línea de células madre sin necesidad de tener que destruir el embrión, inmunológica y genéticamente compatible con el embrión del que proceden y que podrán usarse en el diseño de terapias dirigidas a regenerar órganos y tejidos dañados.

Esta nueva línea se denomina VAL 10 B y el éxito se ha logrado mediante el aislamiento, a través de la aplicación de técnicas de micromanipulación con un láser, de una de las denominadas blastómeras, una de las siete células en las que se compone el embrión en su tercer día. Cada una de las células blastómeras del embrión tiene el potencial de dar lugar a cualquier célula del cuerpo, mientras que el embrión puede continuar su desarrollo normal tras este procedimiento.

Las células madre obtenidas poseen las mismas características que las células obtenidas por otros procedimientos de pluripotencialidad, inmortalidad e indiferenciación. La pluripotencialidad significa que tienen capacidad de convertirse en todos los tipos celulares de los distintos tejidos del cuerpo sometiéndolas a una especie de “programación” para que den lugar a un tipo celular concreto de un determinado tejido, de acuerdo con las necesidades de cada investigación.

embriones-celulas

Esto evidentemente supone un paso más de la ciencia, y es de esperar que con este método se elimine el debate ético sobre el uso de células madre, aunque es demasiado esperar. En un foro a raíz de la noticia escribían con ironía lo siguiente:

“Ahora a ver cómo tergiversan el asunto los curas ahora para oponerse a la investigación con células madre… ¿Lo prohibirán porque demuestra que el creacionismo es una cuchufleta? ¿Exigirán que se investigue a ver si hay células santas, o células “espíritu-santo”?”

“Bien pero: ¿la célula que extraen podría formar un nuevo ser?, Si a esta célula no la dejan llegar a término, ¿sería un asesinato? Al separarla de sus células hermanas, ¿se lleva parte del alma que posee el embrión desde el momento de la concepción? O forma una nueva alma separada de la de sus células hermanas…”

No me sorprenden estos comentarios con tono sarcástico pero críticos con la Iglesia, sobre todo cuando nos encontramos con campañas como la antiaborto, donde la demagogia es más que patente, o con comentarios como el del Papa Benedicto XVI a su llegada a Yaundé, que afirmaba que el SIDA “no se puede superar con la distribución de preservativos, que, al contrario, aumentan los problemas”.

Campaña Anti Aborto

Con posturas tan radicales como las que tiene la Iglesia, se  esta cerrando las puertas al progreso. Todas estas actuaciones y comentarios son del último mes… no me remontaré a cuando la tierra era plana, o cuando las mujeres eran seres inferiores que se debían a la cría de los hijos y cuidados del marido. La Iglesia debería dejar de criminalizar a la ciencia y a los científicos, ser respetuosa con los que no estamos de acuerdo con algunos de sus dogmas (o las interpretaciones que la Iglesia hace de la palabra de su Dios) y de esta forma, conseguiremos que los descubrimientos científicos y la evolución de nuestra sociedad sea más rápida, que al fin al cabo lo que esta en juego es el bienestar de todos. No valdrá un perdón dado por un Papa dentro de 200 años… ya no valdrá.

Anuncios

4 comentarios sobre “Células madre sin debates éticos.

  1. ¿Y esa investigación inútil que se ha hecho cúanto dinero nos ha costado a los valencianos?

    No entiendo porque invertir en investigar en algo que no sirve para absolutamente nada. Prefiero que se gasten el dinero en investigación de verdad y no en investigación afín al Opus Dei.

    Me parece increíble que en la Comunidad Valenciana se investigue para contentar a los sectores extremistas de la Iglesia en lugar de investigar para salvar vidas y curar enfermedades.

    Saludos!

  2. No me parece mal, Luis, que se investiguen esas alternativas. Hay un error muy común en estos temas que consiste en identificar como única oponente a la Iglesia, posiblemente por ser la primera que muestra su opinión de forma radical y la más extendida en el país. Hay personas ajenas a la Iglesia que comparten sus ideas.

    El problema en este caso es donde poner la línea para considerar al individuo. Esa opinión es completamente subjetiva. Resolver ese problema evitando la muerte de la célula madre es todo un éxito que satisface tanto a los que opinan como tu como a los que no. Ahí está la importancia, es una solución para todos, no solo para algunos.

    Por otro lado, resulta curioso conocer más casos donde hay confrontación Iglesia – Ciencia. Algunos de ellos, exagerados por desconocimiento de ambas partes. Ciencia e Iglesia han ido muchas veces de la mano en temas en los que se busca una confrontación. Cabe destacar el caso del científico y sacerdote Mendel y sus leyes de la genética, o, aún más curioso, el sacerdote George Lemaitre, importante figura sobre la teoría del Big Bang (uno de los puntos que más se utilizan contra el creacionismo).

  3. Los científicos han impresionar a un obstáculo técnico volvió a hacer uso propicio pendientes de alargar las unidades de sangre del cordón umbilical para tratar la leucemia y el cáncer de vino inconsistentes.

    Expertos en Cáncer Fred Hutchinson Center perspectiva pasó sus esfuerzos en la toma de cordón umbilical, trasplantes de sangre de un método más ampliamente utilizado.Colleen Delaney y sus colegas basan su vida en un enfoque de desarrollo por Irwin Bernstein, un pedazo de la Clínica del Centro Hutchinson de Investigación de la División.La rutina de pionero para promover ampliamente el número de las células madre de una sola unidad de plomo en la sangre en el laboratorio que se introducen en los pacientes que resulta tener éxito y la rapidez injerto podría disminuir el riesgo de muerte prematura, dijeron los autores.
    Delaney, una dirección de usuario del asistente clínico del Centro Hutchinson de Investigación de la División, además de profesor asistente en el Departamento de Pediatría de la Universidad de Washington interpretar de Medicina, explicó: “El motivo válido romper el aspecto de esta investigación es que la vuelta se muestra hasta que la culpabilidad de manipular las células madre en el laboratorio con el objetivo de avanzar en sus números. Cuando adicto a una persona, estas células rápido puede consignar lugar a las células blancas de la sangre y la diferencia de los componentes del sistema en flor “.

    http://www.crio-cord.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s